Vestidos Informales



Vestidos casuales de noche

Existen ciertos acontecimientos nocturnos que son informales pero que a su vez una debe lucir bien. Estos eventos pueden ser una salida con amigos a la noche a un pub, al cine, a una disco, etc. A diferencia de las fiestas, este tipo de ocasiones no ameritan un vestido muy exótico, pero aún así, deben tener cierto glamour que no tiene un atuendo para el día. Es por esto que los vestidos casuales de noche se vuelven el vestuario ideal para estos contextos.

Los vestidos casuales de noche se diferencian de otros atuendos para la noche en varias cosas. Para empezar, los vestidos de fiestas de noche son más elegantes y refinados. Las prendas diseñadas para ocasiones más informales, como ir con amigos a una disco, son más simples, y, a diferencia de los atuendos para el día, admiten muchas más cosas.

Por ejemplo, un atuendo para el día, ya sea para el trabajo o para ir a la universidad o a tomar el té con amigas, debe ser discreto. Puede tener varios colores vivaces, pero en su base, debe ser sobrio. Es decir, no queda bien salir durante el día con un escote insinuador o una pollera muy cortita. En cambio, a la noche todo eso está permitido.

En la actualidad, lo que se estila mucho dentro de los vestidos casuales de noche es la pollera corta. El largo de la pollera en estos casos puede variar según tu personalidad. Lo que es distinto en otras ocasiones, para las cuales la pollera muy corta quedaría mal (como sería el caso de un cóctel). También el largo variará según la forma de cuerpo. Si tienes las piernas un poco anchas, lo mejor es optar por vestido que llegue hasta las rodillas y descubra tus pantorrillas, y ponerte sandalias con tacos bien altos y finos, para estilizar y afinar la forma de tus piernas. Esto producirá un efecto visual de afinamiento de tu silueta. Las que tengan las piernas bien estilizadas pueden aprovechar y usar las polleras bien cortitas.

Lo que está muy de moda hoy también es la pollera globo. Esta pollera tiene un diseño innovador que no se había visto nunca antes, y se usa mucho en los vestidos causales de noche. No es común este diseño en vestidos casuales para trabajar, por ejemplo, pero sí se lo puede ver también en eventos más formales, como fiestas elegantes y cócteles, y también en vestidos informales para el día. Sin embargo el tipo de tela y el diseño del vestido en general varían según la ocasión.

También queda muy bien en los vestidos casuales de noche el escote pronunciado y el strapless. Estos diseños no son bien vistos en otros contextos, pero quedan muy bien de noche. Sin embargo, si tienes el busto grande, debes evitar los escotes pronunciados. En ese caso, puedes optar por vestidos con cuellos redondos o en V que no sean muy cerrados, pero que no muestren mucho tampoco. En lo posible, opta por aquellos vestidos que en el cuello tengan un bordado o detalle en empedrado a lo largo de la línea del escote, esto ayudará a que el foco de atención sea tu cara y no tu busto.

Si quieres afinar la forma de tu cintura, puedes optar por los vestidos casuales de noche con corte princesa. Estos vestidos tienen un cinto abajo del busto y desde allí se larga la pollera, produciendo un efecto que afina tu cintura. Si tienes un poco de pancita, la pollera puede tener pliegues, de esta forma no marcará el abdomen. Sin embargo, recuerda que el corte princesa es común en cualquier tipo de vestido, por lo tanto, debes asegurarte de que sea un vestido casual para la noche, y no un vestido de fiesta o de día. Un vestido de este tipo liso y común puede volverse más glamoroso y apto para noche si el cinturón tiene brillos, por ejemplo.

Si aún no tienes vestidos casuales de noche en tu guardarropas, tienes que empezar a pensar en agregar al menos uno a tu vestuario, porque siempre saldrás a la noche con amigos, y necesitarás una prenda de este tipo. No tienes que usar siempre jeans o pantalones largo, dale a tu imagen un toque femenino con un vestido.